Tere Peña: “La comunicación es pura magia, no lo puedes dejar. Es veneno”

2015-02-15-23-23-10-1

Fotografía cedida

Gitana rubia de ojos azules que por su manera especial de engrandecer y comunicar el flamenco a través de las ondas es única. La radio es su instrumento para transmitir la grandeza de esta música. De origen lebrijano y ganadora de un Grammy Latino al mejor trabajo en el año 2002, Tere Peña Fernández ha sido galardonada por los premios Cultura Gitana en el apartado de comunicación, que recogerá el próximo 8 de abril, sin duda una gran satisfacción para la labor que realiza.

 Recientemente has sido galardonada en la octava edición de los premios Cultura Gitana del Instituto de Cultura Gitana, ¿cómo te sientes? 

Los premios siempre son bienvenidos y estoy muy agradecida por ello. Al proceder del Instituto de Cultura Gitana, me siento halagada, porque son gente que trabaja por la justicia social, la igualdad y la marginación, en definitiva, por un mundo mejor.

Desde hace 23 años llevas dirigiendo el programa Temple y Pureza de Radio Olé, ¿qué intentas transmitir a través de él? ¿A qué se debe este nombre?
Intento llevar un flamenco de todos y para todos, desde los maestros más clásicos hasta los nuevos valores, siempre sin pontificar, procuro darle con ello ritmo al programa ya que nos encontramos en una radio fórmula. Intento acercar el flamenco tanto a los grandes aficionados como a las personas más jóvenes que se acercan tímidamente a nuestro arte más universal.
En cuanto al nombre, se lo puso un amigo y primer director de Cadena Dial, Paco Herrera. No estaba yo muy de acuerdo con él, pero acabé haciéndolo.

Siendo una de las pocas periodistas que hay de origen gitano, ¿Por qué decidiste dedicarte al mundo de la comunicación?
La comunicación es magia pura, si la pruebas y te gusta, no la puedes dejar. Es veneno. Es algo vocacional y he tenido la suerte de tocar todos los apartados, tanto prensa escrita en El País, revistas especializadas, televisión (Canal +, Localia), 34 producciones discográficas, dirección de muchos espectáculos… Todo ha sido apasionante, pero he llenado mi mochila de la radio.

¿En qué medida crees que son importantes los medios de comunicación para la cultura gitana?
Desarrollan un poder importantísimo en todos los terrenos, pero también queda mucho por hacer. Respecto a la cultura gitana, todos debemos hacer autocrítica. La educación y el respeto se aprenden en el seno familiar, pero es verdad que tener una tribuna crea opinión.
Se está haciendo una gran labor por parte de gitanos jóvenes, como por ejemplo dentro del Instituto de Cultura Gitana o desde el Secretariado Gitano. Son gente con grandísima preparación y con muchas ganas de decirle al mundo que basta de estereotipos, que todos somos iguales y que hay muchos gitanos buenos y honrados.

Has contado que de pequeña te escapabas del instituto para poder oír tu programa de música favorito “Es grande ser joven”, ¿Qué te transmitía y qué crees que te aportó?
Sí, es verdad. La música siempre estuvo en mi vida. Me ha marcado como algo esencial. “Es grande ser joven” era el programa donde se escuchaba lo último salido al mercado del disco, lo más in, hoy convertidos en clásicos. La música anglosajona, la americana o francesa. Para mi aquello era el evento más importante de todo el día, mi momento más íntimo. Yo sabía que me tenía que dedicar al mundo de la música en un futuro y creo que ahí empezó mi vocación.

Lebrijana de nacimiento, ¿qué intentas transmitir de tu pueblo cuando estás lejos de él?
Soy más lebrijana que un búcaro. A mi pueblo lo adoro. Lebrija es un pueblo viejo y sabio. Todo lo que hago lo hago pensando en mi pueblo y por supuesto también en mi familia. Siempre la llevo en mi corazón y cuando me han dado un premio siempre se lo he dedicado a Lebrija. Lebrija es la tierra que me vio nacer, aquí tengo mis raíces y aquí tengo a mis padres. Para mí, Lebrija lo es todo, me ha aportado todo. De aquí parto.

¿Cómo crees que se encuentra ahora mismo Lebrija en el ámbito del flamenco?
Maravilloso. Pleno. A los artistas flamencos de Lebrija hay que quererlos y mimarlos. El pueblo está en un momento cumbre, en donde hay muchos jóvenes a los que hay que apoyar. Hay una cantera inagotable que hay que cuidar.

¿Quiénes han sido siempre tus mayores apoyos tanto en el ámbito profesional como personal?
Mi marido, mis hijos, mis amigos… Tengo la suerte de tener muchos amigos, sobre todo en el ámbito de los medios. Tengo unos compañeros maravillosos, encantadores… Ellos me apoyan y daría parte de mi vida por ellos, sin dudarlo.

¿Te has encontrado con muchos obstáculos a lo largo de tu carrera?
No, sinceramente no. Mentiría si te dijera lo contrario. La verdad es que siempre he tenido apoyo en todo lo que he propuesto. Estoy muy agradecida a todos mis directores, pues me han apoyado y me siguen apoyando. Me siento privilegiada. Todos los caminos que se me han abierto han sido correspondidos, y yo también me he dejado la piel en ellos y he trabajado como una leona.

Fotografía cedida

¿Alguna anécdota que contar durante tu trayectoria?
El hecho de hablar delante de un micrófono te satisface, aunque solamente te escuche una persona, es algo precioso y maravilloso. Se te abre un mundo en ese momento. Recuerdo que un día recibí una carta de un hombre mayor de unos 88 años y me dijo que seguía todos los días mi programa, era viudo y la única compañía que tenía era mi programa, que esperaba con ansias cada día escucharlo y me dijo que estaba muy solo. Yo le contesté y le comenté si me dejaba que dijera en el aire su dirección y me dijo que sí. Entonces, leí la carta entera en directo en el programa, cosa que yo no suelo hacer, ya que mi programa es musical. A los meses me volvió a contestar y me dijo que tenía una legión de amigos, que iban a visitarlo gente del mismo pueblo y gente de fuera. Para mí aquello fue una de mis grandes satisfacciones, todavía nos seguimos llamando. Siempre me ha gustado trabajar con personas mayores, me han enriquecido mucho  y me gusta mucho oírlas. Estas son cosas tan bonitas que aquí es donde se puede ver el poder de la radio.

¿Qué significa para ti la figura de tu madre?
Mi madre ha marcado mi vida de una manera excepcional. La amo y la admiro. Como madre fue una persona maravillosa y una artista con una personalidad desbordante.

Para finalizar, ¿Cómo te ves en un futuro Tere?
Me veo trabajando. Quiero seguir trabajando hasta que mi cuerpo aguante, porque me gusta lo que hago y me hace feliz. Sobre todo quiero seguir rodeada de los míos.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.