Feria de abril, la otra cara tras las luces de las atracciones

DSC_0166

Fotografía propia

El ambiente de Feria se palpa desde días antes por las calles del recinto ferial. Sevilla se prepara para su semana grande, su semana de colores, abanicos, bailes y rebujito. Muchos son los trabajadores que se despiertan cada mañana días antes a la feria para que todo funcione durante los días de la semana más grande de Sevilla.

Entre esa legión de personas que se afanan detrás de los farolillos y las luces para que todo salga bien están los trabajadores de las atracciones, unos feriantes que con la Feria de Abril inician su duro periplo por fiestas de nuestra región para ganarse la vida. Muchos de ellos proceden de muchos rincones de España, otros de otros países. Se encargan de que nada falle en estos días. El montaje y la limpieza de estos aparatos no es tarea fácil. Este periódico se ha acercado a su trabajo cuando las 212.000 bombillas del Real dejan de alumbrar.

Éstos, a pesar de mostrarse en un primer momento poco dispuestos a realizar alguna entrevista, miran con ojos tímidos una cámara o una simple grabadora. No suelen sacar su lado más extrovertido cuando se trata de cuestiones que tengan que ver con su trabajo, fruto quizá del poco reconocimiento que muestra la gente hacia su labor.

Todos los años acuden a la Feria de Abril de Sevilla por ser una de las más importantes no solo a nivel nacional, sino también internacional. Antes de apretar el primer tornillo se las han visto con la burocracia y las exigencias del papeleo municipal para certificar las calidades de su atracción y el cumplimiento de normativas. El seguro de responsabilidad civil, el certificado anual de montaje, la visita del perito municipal… son rutinas que los tiempos han incorporado a esta ancestral profesión, que no es otra que procurar la diversión de los demás.

Nos cuesta obtener una respuesta clara sobre los efectos de la crisis en su negocio. Se muestran reacios a dar muchas explicaciones en este sentido, algunos hablan de cierto descenso por la situación económica, otros dicen que la afluencia es similar porque los niños siempre arrastran a sus padres a este rincón. Echan la mirada sobre la atracción que cada día miman o dirigen sus ojos despreocupados al mar de toldos que forman las casetas del Real como si las cifras les quedaran muy lejos en este momento.

DSC_0170

La revisión de las atracciones es fundamental días previos al inicio de la Feria. Fotografía propia

Dentro del apartado de Ingresos del Presupuesto 2016 el Ayuntamiento de Sevilla, exactamente dentro del capítulo de ‘Tasas, precios públicos y otros ingresos’ éste ha previsto ingresar 4.200.760 euros por ‘tasas por casetas, atracciones, electricidad y otros en la Feria de Abril’. La mayoría de estas atracciones en la capital hispalense recorren las ferias de toda España. Algunas como las de Córdoba, Málaga, Valencia o Jerez de la Frontera son las que más ingresos les generan junto a la de Sevilla, que es la que les proporciona más beneficios, por ser una de las más conocidas y donde más afluencia de público hay, reconocen.

Su dedicación tiene un fin fundamental, garantizar la seguridad de los que vienen a disfrutar en sus atracciones. De todos los años que llevan dedicándose a este sector, los feriantes entrevistados afirman que no han experimentado grandes problemas con respecto a las atracciones. “Quizá hayamos tenido problemas con algunos materiales de desgaste como es el caso de las pastillas de freno, pero son muy puntuales”, afirma uno de los propietarios de una atracción. “Todo está muy preparado” insisten. Los trabajadores aseguran que desde meses antes preparan las instalaciones de este tipo de atracciones hasta la apertura de la temporada de ferias con el inicio de la Feria de abril de Sevilla. 

El último accidente mortal en una feria tuvo lugar en Moral de Calatrava (Ciudad Real) en 2011 y se cobró la vida de una niña de seis años al quedar aprisionada por un rodillo de una atracción de la feria de esta localidad con motivos de las fiestas de San Blas. Entre los accidentes con heridos más recientes está el caso de la Feria de Abril de Barcelona del año pasado, cuando una mujer sufrió un traumatismo en una pierna, o el vuelco de una atracción en septiembre de 2015 durante la Feria de Albacete, que dejó cuatro heridos, uno de ellos requirió atención hospitalaria.

DSC_0174

Fotografía propia

Con los feriantes que hablamos en Sevilla reivindican su profesionalidad y afirman que una atracción de feria es más segura que una atracción de un parque temático. Basan esta idea en las pruebas frecuentes que realizan y que les permiten diagnosticar rápidamente cualquier incidencia. “Mi atracción en un parque de atracciones se probaría una vez al mes, sin embargo, nosotros la probamos siete u ocho veces al mes. Cada mañana la vamos probando varias veces para que todo esté perfectamente, forma parte de nuestra rutina”, sostiene un encargado.

El trabajo de estos feriantes no es para nada fácil. A menudo son diana de prejuicios e inseguridades de otras personas. Para combatir el estereotipo ofrecen meses de trabajo de montajes, viajes, tensión y esfuerzo desde atrás de los focos, en los días de más ilusión y diversión de allá por donde pasan, aportando su grano de arena con profesionalidad y dedicación.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.