Francisco Dorantes Caro: “El artesano deja parte de su ser en cada pieza”

_92B4182

Francisco Dorantes. Fuente personal

Mezcla pasado y presente en cada una de sus creaciones. Con tan solo 18 años fundó el Taller Guarnicionería Dorantes. Es especializado en la restauración y la conservación de guarniciones históricas y en el año 2005 consiguió ser la empresa seleccionada para trabajar con la Casa Real Española. Él es Francisco Dorantes Caro.

¿En qué consiste exactamente tu trabajo como guarnicionero?                                         

Ya sean guarniciones históricas o para uso en concurso o en exhibición, el trabajo en los Talleres Dorantes busca crear o restaurar, mediante el arte de trabajar el cuero, las mejores guarniciones y accesorios ecuestres para que puedan ser mostrados como verdaderas obras de arte y con su adecuado valor histórico, por los más prestigiosos coleccionistas privados, instituciones y museos de referencia, tanto nacionales como internacionales.

¿Cómo aprendiste este oficio?
Desde pequeño, desarrollé una extraordinaria curiosidad por comprender el uso de las herramientas tradicionales que se utilizaban en la granja de mis padres en las labores del cuidado de los caballos, creciendo en él, con el paso del tiempo, un interés cada vez mayor por el mundo del caballo, la guarnicionería y las técnicas tradicionales y artesanales asociadas a este oficio.
A la edad de catorce años, supe que quería trabajar el cuero artesanalmente, para hacer guarniciones y sillas de montar. Me instalé en Lebrija, e inicié mi formación como guarnicionero, realizando primero el curso de Guarnicionero en Diputación de Sevilla y posteriormente trabajando como aprendiz en el taller de la calle Moratín en Sevilla del maestro Francisco López donde perfeccioné mis habilidades en zapatería, cuero artesano y herrería. Una vez finalizado su servicio militar como guarnicionero militar en Ronda, Málaga, trabajé en la gran colección de carruajes y guarniciones del coleccionista privado D. Gregorio Aranda, donde comencé mi relación con las técnicas artesanales de restauración y conservación relacionadas con piezas de alto valor histórico. Finalmente, regresé a Lebrija para fundar, en el año 2010, el Taller de Guarniciones Dorantes (Dorantes Harness Makers).

¿Qué tipo de artículos elaboras?
Elaboramos guarniciones y accesorios ecuestres para que puedan ser mostrados como verdaderas obras de arte. Actualmente, estamos trabajando en nuevo proyecto, donde sacaremos una línea de complementos para el hombre y mujer con nuestra firma, como bolsos, carteras, fundas de iPad, incluso alguna prenda textil. Trabajamos conjuntamente con una diseñadora sevillana para conseguir este fin.

10308288_10201898829087595_7279284593072569639_n

Fuente personal

¿Cómo es el proceso creativo de tus artículos desde que se hace el encargo hasta que se entrega?
Partiendo de una fase de diseño y medidas personalizado, incluyendo detalles como las posiciones de las manos o la insignia del propietario, se inicia todo el proceso de creación y elaboración, que normalmente abarca un periodo de entre 14 a 20 meses. En una primera fase se realiza un estudio inicial de la envergadura del proyecto que puede incluir bocetos y esquemas de diseño, búsqueda de referencias históricas y/o bibliográficas e informes técnicos. Una vez aprobado el proyecto por el cliente, se inicia la fase de elaboración. Durante este tiempo, utilizando siempre técnicas artesanales, muchas de ellas recuperadas por Talleres Dorantes del olvido, se van realizando las diferentes partes y componentes en nuestros talleres que abarcan procesos de fundición y orfebrería, curtido de cueros, metalurgia, costura (utilizando diferentes técnicas como el corte, el hilvanado o el bordado) y realizando siempre reuniones permanentes del equipo de artesanos responsables de la diferentes áreas de los talleres para que cada pieza y/o componente se ajusten de la mejor manera posible al proyecto de creación o restauración propuesto.
Todo el proceso es siempre debidamente documentado, entregando una copia al cliente y guardando otra en la biblioteca técnica de los talleres, junto con los moldes y otras piezas para su uso en posteriores proyectos que puedan estar relacionados con ese cliente en concreto.

Trabajas para la Familia Real Española, ¿qué sentiste cuando en 2005 te dieron esta noticia?
Nuestra fuente de inspiración en nuestros inicios fue un libro, “manual del sillero y guarnicionero” José Rodríguez y Zurdo de 1860, Guarnicionero de La Casa Real en esa época, del cual, hoy gracias a nuestro trabajo, tenemos la suerte de poder admirar, tocar y restaurar muchas obras que aparecen en él. Así que para nosotros ha sido una satisfacción inmensa, algo que no te crees que pasará nunca, pero que siempre has soñado con llegar ahí.

12321709_597298063755627_7631898054112846780_n

Fuente personal

Y recientemente has conseguido el Premio Nacional Artesanía 2015, ¿qué siente tras este galardón?
Ser Premio Nacional de Artesanía nos llena de orgullo y nos impulsa a seguir trabajando con renovada ilusión en un oficio que amamos.

Dices que “para dominar el arte de la guarnicionería, debes poseer la ciencia de la armonía”, ¿cómo explicarías esta frase?
Creo, que como todos los trabajos artesanales del mundo, son el origen de nuestra cultura e historia de nuestros antepasados y de nuestro presente, y por eso el respeto que le debemos a nuestro trabajo. En un mundo globalizado donde el desarrollo y la industria es imparable, el artesano mantiene y moldea en equilibrio y armonía la creación y restauración de piezas únicas, acorde con el espíritu de cada persona, que perdurará en el tiempo.

Este oficio tiene historia, ¿qué intentas transmitir en cada uno de tus trabajos?
Transmitir sensaciones sin dejar de lado la pasión.

Este es un trabajo cien por cien artesanal. ¿Crees que está suficientemente valorado? ¿Afecta la crisis a este tipo de trabajos?
En un mundo globalizado, de producciones en serie, disponer de algo exclusivo y único tiene un valor, que no suele ser económico, pero que siempre es sentimental. Por eso la artesanía siempre estará ahí. Una defensa de las cosas bien hechas en las que las nuevas generaciones tienen mucho que ver. Hablamos mal de la juventud, pero son los que están empujando todo este movimiento hasta situar a la artesanía en la senda que le corresponde. Estamos en un buen momento gracias a que tienden a conservar, a respetar… Han vivido el bienestar y las vacas flacas, así que tienen mayor conciencia, saben que proteger las cosas te hace más rico. Algo que está hecho para ti puede durar toda la vida. El artesano deja parte de su ser en cada pieza.

¿Hay muchos guarnicioneros, o es esta una profesión que tiende a desaparecer?
Como he dicho anteriormente, creo que la artesanía está en auge, y que cada vez si se hacen las cosas con gusto y sensibilidad, habrá mucha proyección en la artesanía.

¿Qué consejo darías a todas aquellas personas que estén interesadas en este mundillo? 
Este es un mundo que se trabaja porque se ama lo que se hace. No es un trabajo cualquiera. Y lo único que puedo decir es que se hagan las cosas con pasión, disfrutando de lo que se hace, con gusto, con esto se puede llegar lejos.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.