Cuando fregar y cocinar lo es todo

El miedo y la alegría se funden al unísono en esta nueva etapa. ¿Qué deparará? Muchas son las personas que deciden por cualquier motivo mudarse a otro país, fuera de sus familiares, amigos y seres más allegados. Se van con las maletas cargadas de ilusión y por qué no con un poco de incertidumbre por saber qué pasará.

Algunas con poco nivel de inglés, otras con un poco más; unas más cualificadas, otras no tanto, pero sí con algo en común: las ganas. Por ello, muchas personas como Sergio Guirado y Joaquín de los Reyes se cargaron de valentía y decidieron mudarse a Manchester, ciudad que les dio la oportunidad laboral que ellos merecían. Se merecían porque al fin y al cabo han obtenido un trabajo en otro país a pesar de las penurias que está sufriendo países como España con la crisis económica.

Tanto Sergio como Joaquín sabían que debían empezar por lo más bajo, pero lo más importante: tener un trabajo y ganar con ello experiencia y nivel de inglés.

img-20170125-wa0021

Fuente personal

Sergio es procedente de un pequeño pueblo malagueño llamado Vélez- Málaga y lleva casi tres años en Inglaterra. Trabaja como responsable del buffet del desayuno de un hotel situado en el centro de Manchester llamado Holiday Inn. Aunque en realidad, Sergio era pintor de coches en España, a los tres años de ello, decidió montar un negocio de informática en España que más tarde cerró y en como consecuencia se endeudó y decidió irse a Reino Unido. En busca de nuevos frentes.

“Antes de llegar a Reino Unido ya tenía conocimientos de cocina en España. Empecé en un restaurante allí y tuve la suerte de empezar por arriba. Desde ahí, me pasé a hoteles y en el último que estuve hacía eventos como bodas y comuniones. Por tanto, todos los conocimientos de cocina los tenía de allí”, dice Sergio.

Ahora, en su puesto de trabajo actual, Sergio es el encargado de los desayunos en este hotel y es el que tiene que supervisar y velar por la calidad de la comida, comprobar que todos los desayunos estén correctos. “A la hora de trabajar, tengo que ser un cliente más, ponerme en su perspectiva de cómo me gustaría encontrarme la comida”.

Aunque antes de entrar en este puesto, Sergio estuvo trabajando en otro hotel también por el centro de Manchester y tuvo la suerte de que la mayoría de la directiva que trabajaba en ese mismo se mudó al hotel donde se encuentra ahora. Por tanto, tuvo la suerte de que contaran con él a la hora de irse a este nuevo.

Sergio tiene que reconocer que cuando llegó a la ciudad no sabía prácticamente nada de inglés y solo se guiaba por su experiencia. “Recuerdo que mis compañeros de trabajo me hablaban y me desenvolvía como podía, pero como yo ya tenía experiencia en cocina no me suponía ningún problema. Por poner un ejemplo, si a la hora de realizar alguna comida alguien me señalaba una zanahoria, yo ya sabía que esta había que pelarla, cortarla y cocinarla de alguna manera”, subraya el chef.

20170123_101334

Fotografía propia

A la hora de comparar los salarios de un cocinero entre Reino Unido y España, según Sergio, en España se puede ganar más dinero que en Inglaterra, pero también se trabaja más. “En Inglaterra puede que se trabaje algo más relajado, pero por lo general se gana más en la península, al menos en la zona de Málaga”. Según un estudio realizado en Londres de la web Trabajareninglaterra.es, los salarios semanales para un cocinero rondan entre las 200 y las 400 libras, mientras que para un jefe de cocina, entre las 450 y 800 libras.

Aun así, para Sergio, la cocina hace que le reconforte, sobre todo al saber que los clientes disfrutan de lo que ha preparado. “Es muy sufrida pero muy agradecida a la vez. Soy muy empático con el cliente y me pongo en la piel de quien se levanta cada mañana en un hotel y se encuentra por ejemplo con un desayuno que quizá no le guste nada, por tanto, ya hace que empiece mal el día”, dice. En definitiva, cuenta que en realidad no es un trabajo difícil y que cualquiera puede hacerlo.

El malagueño recomienda a todos aquellos amantes de la gastronomía que quieran dar el salto a Reino Unido que no le tengan miedo al idioma. “Hay que hacer la maleta y echar a correr. Si en España no encauzas tu vida, fuera puede haber más oportunidades”.

Sin embargo, la otra cara de la moneda la encontramos en la otra versión de la cocina, que es la de kitchen porter o friegaplatos. Aquí tampoco se necesita un gran nivel de inglés para poder desempeñar el trabajo, pues con ganas se lleva todo. Es el caso de Joaquín, un joven periodista procedente de la localidad sevillana de Dos Hermanas.

Joaquín cuenta que el motivo por el que se mudó a Inglaterra fue la escasez de oportunidades laborales en España. No solo de periodista, sino de cualquier trabajo con unas condiciones laborales y salariales decentes. Esto, sumado a la importancia de aprender inglés para los recién graduados y sus ganas de vivir una nueva aventura le empujaron a decidirse rápidamente para mudarse de país.

img-20170125-wa0014

Joaquín en los estudios de BBC News en Manchester. Fuente personal

“Tenía claro que iba a empezar en trabajos no cualificados, ya sea en tiendas u hostelería. En ese aspecto tampoco me llevé ninguna desilusión. De todas formas, para gente como yo sin apenas experiencia laboral en España, cualquier trabajo que hiciese me iba a servir para darme cuenta de lo duro que es ganarse la vida”, cuenta Joaquín. Según el mismo estudio anteriormente citado, en Londres, un friegaplatos puede ganar entre unas 150 y 175 libras semanales.

Aunque hay veces que cuando se dice por ejemplo que alguien trabaja de kitchen porter, la gente suele asociarlo con un trabajo despectivo, pero Joaquín cree que, tras haber trabajado de ello, la gente que ha emigrado no piensa de esta forma. “Tal vez, la gente que conocemos en España, y le contamos dónde hemos estado trabajando si lo podría pensar, pero cuando llegas aquí, y conoces gente, muchísimos de ellos empezaron así y ahora están en un empleo mejor. Es un trámite en la mayoría de los casos” subraya el periodista.

Aun así, desde el punto de vista de Joaquín, no lo recomendaría, pero si el nivel de inglés del que lo solicita no es suficiente, se puede empezar desde ahí. Aunque en cualquier caso recalca que sirve de mucho. “Te hace esforzarte por aprender más rápido el idioma, y te da para vivir bien si trabajas a jornada completa”.

Ambos puntos de vista hacen ver a la gente que la capacidad para superarse del ser humano no tiene límites, ya sea fregando platos o cocinando. Al fin y al cabo, son trabajos que aportan, que hacen madurar y que sobre todo hacen ver la vida desde diferentes ángulos. Lo único que tienen en común es que hay que valer para ello, ser una persona autodidacta, que tenga capacidad para el autoaprendizaje y tener las metas claras, tener claro cuál es el objetivo laboral que se desea y nunca perderlo de vista.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.