Gibraltar, ¿español?

Territorio de ultramar bajo la soberanía de Reino Unido desde el año 1713, año en que se firmó el tratado de Utrecht y España se la cedió a este. Desde entonces, pertenece a la Unión Europea y se beneficia del mercado común con sus relaciones exteriores llevadas por los británicos. Se trata de Gibraltar.

Si por esta casi definición no fuese, parecería que se describe algo jocoso por los acontecimientos que suceden ahora en cuanto al matrimonio Brexit y la Unión Europea. Un matrimonio que se encuentra desesperado entre una fina cuerda con España.

Según datos oficiales de las Naciones Unidas, en España constan oficialmente más de 250.000 británicos empadronados, aunque se estima que la cifra de residentes supera los 300.000. Y hablando ya de cifras, un informe del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción en Cádiz revela que más de 400 millones de euros representa a la cifra de importaciones que Gibraltar realiza desde España, con un efecto directo en el Producto Interior Bruto (PIB) español de más de 10 millones. También, por otro lado, los gibraltareños gastan al año en España más de 150 millones de euros, incluyendo bienes, servicios y ciudadanos con segunda vivienda en el territorio. Así, el impacto total de Gibraltar en la Comarca del Campo de Gibraltar, según el mismo informe, es de 695 millones de euros anuales.

José Luis en su lugar de trabajo. Fuente personal.

Esto se traduce directamente en el sector laboral, un impacto que para muchos está resultando ser difícil de entender con todo lo que está sucediendo. José Luis Valencia, joven procedente de la localidad cercana a Gibraltar llamada Tarifa, también en la provincia de Cádiz, y trabajador en Gibraltar, cuenta que aún no ha notado cambios con respecto a su jornada laboral en Gibraltar. “En nuestro puesto de trabajo no ha influido en nada aún. Tenemos la misma cantidad de trabajo, mismos horarios y mismo sueldo. La caída de la libra tampoco es que nos haya afectado aún mucho. Todos somos trabajadores españoles, afincados en Gibraltar, pero remunerados por España, por lo cual cobramos en euros y no nos repercute la libra”, relata.

Algo que aún no les afecta, pero que ya se vio reflejado en los mercados financieros con la caída de la libra tras los resultados del referéndum realizado el pasado 23 de junio, donde se vio que los gibraltareños apostaron por quedarse en la Unión Europea con un 96% de los votos, con una participación del 84%.

Según el diario El País en una noticia publicada el pasado 3 de abril, tres días después de celebrarse el referéndum del Brexit, el ex ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que “la bandera española está mucho más cerca de ondear en Gibraltar”. Así, el pasado mes de septiembre, Margallo pidió un mayor apoyo sobre el futuro de Gibraltar tras el Brexit. Uno de los objetivos que se planteó fue el de “crear un nuevo marco de relaciones entre la Unión Europea y Reino Unido” y “acordar la mejor solución para los intereses de la población del Peñón y de las localidades vecinas españolas”.

Ante ello, las directrices europeas del Brexit dan a España una posición más privilegiada frente a Reino Unido en torno a la problemática del Peñón de Gibraltar. Es por ello que la Unión Europea otorgará al Gobierno español la capacidad de veto en el nuevo marco que Bruselas y Londres negocien tras la salida de la Unión Europea. Y ahí se verá qué pasará.

Aun así, tras la activación del Brexit de manera oficial el pasado 29 de marzo, la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, afirmó que “su país nunca cederá la soberanía de la colonia sin el apoyo de su población”, después de que el Gobierno británico no mencionara el conflicto de Gibraltar en la carta entregada a Bruselas.

Fuente personal.

Es lo que también se vio reflejado en una noticia publicada por el medio BBC Mundo del pasado 3 abril, Theresa May dijo que en las negociaciones del Brexit buscará asegurar “el mejor acuerdo posible en comercio y otros asuntos” para la futura relación de Reino Unido y Gibraltar con la Unión Europea. “Lo que estamos haciendo con todos los países de la UE es sentarnos a hablar con ellos. Vamos a estar hablando con ellos acerca de cómo conseguir el mejor acuerdo para Reino Unido y para esos países, incluyendo a España”, agregó.

Sin embargo, la salida de Reino Unido de la UE ha puesto en manos de España una baza inesperada para intentar negociar un acuerdo que le permita avanzar en sus objetivos.

Hasta ahora, la pertenencia de Reino Unido y de España a la UE permitía que el bloque se mantuviera al margen del contencioso territorial y favorecía la búsqueda de acuerdos.

“(Ahora) hay una diferencia. Tras la activación del Brexit hay una unión de 27 miembros y solo uno de los lados de la disputa está representado“, dijo al respecto un alto funcionario de la UE al diario The Guardian.

Esto es lo que ya ha notado José Luis, quien dice que el control fronterizo se ha reforzado ya en la zona. “Han aumentado ya el personal de seguridad y los controles son más exhaustivos, lo que provoca que haya grandes retenciones de tráfico tanto en la entrada como en la salida del Peñón”. Cuenta además que ha llegado a tardar hasta tres horas para cruzar la frontera. “Hay que tener paciencia porque no podemos hacer nada contra ello”, añade.

A pesar de todo, nadie sabe qué pasará al respecto, incluso José Luis afirma que tanto sus compañeros como él están con la incertidumbre de qué pasará con el tiempo. “Ya hay largas colas para poder entrar en Gibraltar y eso que aún pertenece a la Unión Europea, es decir, que cuando dejen de serlo algún día, la frontera se pondrá peor”, recalca. El joven tarifeño ya ha notado que a su alrededor la gente no se encuentra cómoda hablando del tema. “Los gibraltareños también salen mucho a España, hacen muchas compras fuera de su territorio y España es más barata en muchas cosas. Esto pasa por ejemplo en la aduana, ellos declaran lo que compran en España y luego le desgravan el IVA pagado en nuestro país.

Sea lo que sea, tanto a José Luis como a los trabajadores que cada día pasan las fronteras entre España y Gibraltar no saben qué pasará con la situación.  No se sabe ya España posee derecho de veto o por el contrario los ciudadanos tienen que atenerse a las palabras de la primera ministra británica. El caso es que todo está en proceso de negociación, pero ya está dando sus primeras pinceladas, aunque aún no se haya acordado nada que ponga en decisión el futuro de Gibraltar, sus ciudadanos y los españoles allí residentes. Aunque esto ya se vio por ejemplo en los resultados del referéndum con respecto a la opinión de los gibraltareños junto con las decisiones políticas que se están llevando a cabo. Ante ello, lo único que José Luis espera es que “pertenezca a quien pertenezca, a nosotros los trabajadores solo nos repercutirá en el control fronterizo. Aunque seguiremos dubitativos para ver qué pasa en un futuro, porque nunca se sabe”.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.