Llegó la hora de hacer las maletas, de guardar experiencias, de empaquetar mensajes, valores positivos y no tan positivos de todo lo aprendido y vivido. Sobre todo, para recordar todo aquello que se ha experimentado y todas las personas que se llevan consigo. Es el momento de decir adiós, o quizá un simple hasta luego. Esto es lo que quizá piensen cada cierta temporada cientos de jóvenes y no tan jóvenes cuando deciden volver a su país de origen tras haber vivido durante un tiempo en Reino Unido. Deciden regresar entonces al lugar donde los vio nacer y crecer.

Y es que, para muchos, después de haber vivido durante un tiempo en Reino Unido, la vuelta atrás a su país es un cajón lleno de incertidumbres. Por un lado, la satisfacción de llegar y estar de nuevo en su tierra con los suyos, disfrutando de la comida, el clima y de las cosas buenas de su país que tanto ha añorado durante un tiempo. Pero por otro, quizá sea el miedo por saber qué pasará, porque, al fin y al cabo, lo que la persona decida hacer tras volver a su tierra va a ser una experiencia nueva más que le dará otro tipo de frutos que el Reino Unido le ha ofrecido durante su experiencia.

Quizá estos sean los pensamientos que se le debieron pasar por la cabeza a Alberto Estela y a Sergio Mena, dos jóvenes de Alicante y de Gerona que decidieron marcar otro nuevo comienzo en sus vidas, comenzar otro capítulo en su España natal tras su etapa en Manchester.

IMG-20170728-WA0027

Alberto junto a un amigo en el estadio del Manchester City. Fuente personal.

Aunque los dos se han ido por circunstancias distintas, los jóvenes llegaron a Reino Unido con el mismo objetivo, el de empaparse de la cultura inglesa y mejorar con ello su nivel de inglés. “Después de haber tenido el privilegio de poder participar en el programa Erasmus en la ciudad de Coventry en Reino Unido, descubrí un gran interés en conocer de forma más profunda tanto la cultura inglesa como su importante idioma. Para mí Reino Unido ya la consideraba como una segunda casa, por lo que la decisión de elegir de nuevo este país para vivir una nueva experiencia fuera de hogar, no me resultaba del todo extraña”. Así lo cuenta Alberto, quien trabajaba en un hotel en Manchester los fines de semana, mientras que entre semana acudía a una academia de inglés para mejorar el idioma y seguir con sus estudios universitarios realizando un postgrado a distancia por la Universidad Online Española.

Ambos eligieron Manchester por la posibilidad de vivir nuevos cambios y sobre todo porque tenían a personas de confianza viviendo ya en el país. “Tenía un amigo en Windsor y veía una oportunidad de oro para hacer algo así, tenía alguien que me podía ayudar en todo y encima si a eso le sumas que aprendería inglés, mejor que mejor. En verano de 2016 por motivos personales tuve que volver a España, pero yo quería volver a Reino Unido, notaba como que yo aún no había finalizado mi etapa allí y decidí cambiar Windsor por Manchester, sobre todo por curiosidad, vivir en otra parte de Inglaterra, una ciudad grande pero no agobiante como Londres y por supuesto no tan cara”, dice Sergio.

FB_IMG_1501270069744

Sergio Mena en Londres. Fuente personal.

Sin embargo, ambos han visto en sus experiencias las diferencias entre su país y Reino Unido. Por ejemplo, Sergio observó que le sorprendió mucho el ritmo de compras que hay en el país, cuenta que el capitalismo está bastante más avanzado que en España, cree que tiene la sensación de que las tiendas siempre están a rebosar. Lo que se suma que también le llamó la atención el control que existe en el mundo laboral con respecto al tema de las cotizaciones, horarios, control de horas trabajadas, etc.

Y en cuanto a esto, todo este control también se tiene que llevar a cabo con los documentos necesarios tanto como para entrar como para salir del país. Y es que, para salir del mismo, hay que realizar una serie de trámites que no todo el mundo conoce. Entre ellos se encuentran los certificados de empresa en los que se haya trabajado y que en ellos conste el tipo de actividad de la misma. Conseguir también el documento P60 de las empresas donde se haya trabajado, el cual se entrega por parte del empresario al empleado cuando finaliza el año fiscal.

Mantener también los documentos P45 de cada empresa para la que se haya empleado y solicitar con ello el documento U1, el cual detalla las cotizaciones efectuadas en Reino Unido para que se computen en la jubilación, desempleo o discapacidad. Aunque también este se puede solicitar en cualquier oficina del SEPE del lugar de origen. También si lo que se desea es reclamar una devolución de impuestos pagados, habrá que pedir el formulario P85 para que se devuelvan las tasas pagadas de más durante el año fiscal.

Y la pregunta que todos se hacen tras volver a su país de origen es saber si se puede cobrar el paro por desempleo tras haber cotizado en Reino Unido. Tras ello, existen dos opciones, exportar la prestación británica de desempleo o solicitar una prestación por desempleo en el país de origen si se trabaja o se tuvieran reconocidas suficientes cotizaciones en el país con anterioridad a la salida del mismo.

Si al volver al país se encuentra trabajo y se pierde por razones ajenas, se tendrá derecho a la acumulación de las cotizaciones realizadas en el Reino Unido a efectos de percibir prestación por desempleo en el país de origen. Sin embargo, todo ello depende de cada país, pues cada uno posee sus propias reglas en cuanto a prestaciones por desempleo.

En el caso de que se haya estudiado en Reino Unido, lo primero que hay que tener en cuenta para la vuelta es saber si la titulación es reconocida en el país de vuelta. En el caso de titulaciones universitarias, la Directiva 2005-36 CE de la Unión Europea establece un régimen de reconocimiento para favorecer la flexibilidad laboral y simplificar los procedimientos administrativos a la hora de reconocer las cualificaciones. De esta manera, las titulaciones obtenidas en un Estado miembro de la Unión Europea pueden ser aceptadas en otro Estado miembro a efectos de ejercer una actividad profesional.

FB_IMG_1501270184267

Sergio junto a un amigo en el estadio del Liverpool FC. Fuente personal.

Lo que sí es que los motivos por los que les llevó a Alberto y a Sergio a salir del país fue para seguir formándose, seguir su ritmo tanto académico como profesional en su lugar de origen. Alberto decidió volverse porque no pudo encontrar en Manchester unas prácticas que se adecuaran a su máster y ahora mismo se encuentra trabajando cerca de Alicante y Sergio va a comenzar ahora un grado universitario en Andalucía.

Sea estudiando o trabajando, la persona que decidió hace un tiempo de tomar la iniciativa y valentía de mudarse a otro país con distinto idioma y distinta cultura, lleva en común con cientos de personas uno de sus mayores tesoros, el de vivir una de sus mejores experiencias. Como cuenta Alberto, “lo que más destacaría de esta experiencia es la increíble gente que he conocido de todos los lugares del mundo, junto con las numerosas e incrédulas situaciones en las que he sido partícipe gracias a la valentía de todos los que decidimos marchar un día de nuestra querida tierra”.

Anuncios

Me voy del Reino Unido, ¿y ahora qué?

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.